Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Vampire Academy - Elite
Jue Feb 13, 2014 2:56 pm por Invitado

» Foro Sensuel Paris || Confirmacion Afiliación Elite
Dom Feb 02, 2014 1:03 pm por Invitado

» Holywell City RPG - Afiliación Élite
Dom Dic 29, 2013 8:45 pm por Invitado

» Guardians of Eternity - Afiliación Élite DENEGADA
Dom Dic 29, 2013 6:47 am por Invitado

» Stanford University ||Confirmación Élite.
Jue Dic 26, 2013 11:03 pm por Invitado

» Roaring twenties: ¡vive los locos años 20! Φ denegada
Jue Dic 26, 2013 10:02 am por Invitado

» The Thieves of Freedom. - Élite
Miér Dic 25, 2013 12:48 pm por Invitado

» Confirmacion Elite- Cerberus- Rol AmoXEsclavo-Slash/Yaoi (+18)
Lun Dic 23, 2013 8:21 am por Invitado

» Both sides of the wall ~ afiliación élite
Sáb Dic 21, 2013 1:09 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Jue Dic 12, 2013 3:25 pm.



Directorios



staff css win
Pasa el mouse sobre la imagen


Este skin ha sido diseñado por Fanatica_77 para Source Code , por lo tanto esta prohibido copiar de cualquier manera o distribuir los códigos. Se original di no a la copia.

fonts

▽ Casting de Eileen I. Mirbeau

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

▽ Casting de Eileen I. Mirbeau

Mensaje por Eileen I. Mirbeau el Jue Dic 12, 2013 5:40 pm

▽ Casting ▽

Nombre del personaje elegido: Eileen I. Mirbeau

¿Por qué te interesa tomar este personaje?
Porque sé como manejar éste tipo de personaje. La personalidad de Eileen me parece bastante compleja y a la vez, sencilla, la común en una adolescente pasando por un mal momento. También algo que me llamó la atención del personaje, es que sé lo que es estar en la posición de que la pareja de tú padre no te quiera e intenté alejarte. Otro punto es que amo a Elle Fanning mucho con demasiado.

Prueba de rol:

Eileen estaba molesta. No, no, molesta se quedaba corta con lo enojada que se sentía. Tenía ganas de romper cosas y montar un berrinche como si fuera una niña de seis años, pero no, debía mantener su compostura. Nunca se hubiera imaginado que la mujer de su padre se fuera a bajar a su nivel. Al punto que iba a destruir uno de sus propios vestidos finos para culpar a la chica de cabellera dorada. Estaba enfadada y no exactamente por el castigo que le iba a dar su padre, sino, porque éste no le creía ni una palabra. Está bien que dudara de ella, después de tantas maldades que le había hecho a Nicole, sin embargo, esperaba que su padre supiera diferenciar cuando ella decía la verdad o cuando mentía. Lamentablemente, no era así. Su padre estaba muy engatusado por la…maldita perra esa. ¿Por qué se tenía que encaprichar de ella? ¿Por qué no de otra? Cada día el odio por esa mujer carcomía la mente de la joven de orbes azules. La rabia que sentía no era saludable para una niña en pleno desarrollo. Nunca se había sentido así hacia alguien, nunca había gastado tanta energía en alguien. Simplemente había un momento en la vida para todo, hasta para el primer enemigo.

Se sentó en el borde de su cama, observando el suelo y respirando de forma acelerada, quería verbalizar todo lo que sentía y sabía que no podía hacer eso. Escuchó la puerta abrirse y observó a su padre entrar. En su rostro se notaba la decepción que sentía hacia ella. El corazón de Eileen se hizo pequeño, podía sentir que se quedaba sin aliento. Odiaba que su padre le mirara de esa forma y odiaba más que la bruja esa le causara tantos problemas con la persona que más amaba. – Creo que no te tengo que decir que lo que hiciste estuvo mal. No vengo a discutir ni a gastar mi aliento contigo, Eileen. Ya eres casi toda una mujer, debes aprender a manejar las situaciones de mejor forma. – su padre pausó y ella sólo asintió con la mirada, desviando la mirada del rostro de él. Las lágrimas estaban amenazando con salir y no pensaba llorar. La debilidad podía ser un arma de doble filo. – Nada, no vas a ir a la fiesta de Felicity hoy y estás castigada por dos semanas. – llevó sus orbes azules a los de su padre y frunció el ceño con molestia, sin emitir palabra alguna. Sabía que a su padre le mataba cuando ella no le hablaba, pues que se preparara, porque no pensaba dirigirle la palabra en un buen tiempo.

El mayor salió de la habitación, cerrando la puerta detrás de él y dejando a Eileen una vez más sola en su habitación. La rubia se tiró mejor en su cama, agarrando una almohada y hundiendo la cara en ella, ahogando un fuerte grito en la misma. Comenzando a sollozar con fuerza. Sólo quería a la mujer esa fuera de su casa y quería que su mamá regresara, como si eso pudiera suceder. Sabía que deseaba prácticamente cosas imposibles, pero una de las dos cosas iba a obtener. Tal vez Nicole había ganado esa pequeña batalla, pero definitivamente no había ganado la guerra.

Ahogó sus penas en la almohada, derramando un mar de lágrimas en la misma y bastantes quejidos de rabia. Estuvo unas dos horas con la cara enterrada en la almohada, hasta que se cansó de sentirse patética y bajó de la cama, secándose las lágrimas con el dorso de su mano. Caminó por toda su habitación, hasta quedar frente a la una pequeña mesa con tres cajones que quedaba pegada de una ventana. Se acuclilló y abrió el segundo cajón, sacando una pequeña caja. Sostuvo la caja entre sus manos y se puso de pie de nuevo, caminando hasta su cama, sentándose sobre la misma. Dejó la caja sobre su regazo y la abrió, observando las diferentes cosas que había dentro de ella: joyas, fotos y otras cosas de valor sentimental. Lo más importante que había ahí, era un iPhone prácticamente nuevo. Era su móvil de emergencia, para cuando su padre le quitaba el otro que tenía. Lo agarró y dejó la caja sobre la cama, encendiendo el iPhone. Una vez encendido hizo una rápida llamada.

– ¿Todavía la fiesta está en pie o qué? – hizo una pequeña, pausa, dejando la otra persona hablar. – Sí, me castigaron, eso no significa que no vaya a ir. – rodó los ojos, pasando una mano por su cabello dorado. – Ajá, bueno, los veo en donde acordamos, va. – colgó la llamada. Se bajó de la cama y corrió por su habitación, hacia el baño privado que tenía en la misma. Entró y colocó el iPhone, sobre una pequeña mesita que tenía ahí. Se acercó al lavamanos y alzó la mirada hacia el espejo circular que tenía delante. Observó sus mejillas pálidas y las pequeñas venas rojas en sus ojos, chasqueó la lengua, negando con la cabeza. Abrió la pluma del lavamanos y tomó un poco de agua en sus manos, llevándosela al rostro, para lavarlo bien. Echándose también un poco de agua en el cabello. Cuando acabó, cerró la pluma de lavamanos y agarró una pequeña toalla, secándose el rostro y las manos. Dejó la pequeña toalla sobre el lavamanos y salió de nuevo a su habitación, despojándose de la ropa que tenía puesta en el camino.

Caminó hasta su armario y lo abrió, observando toda la ropa que tenía. Agarró lo primero que vio, unos skinny jeans gastados y algo rotos. Colocándoselos con rapidez. Optó por combinar sus pantalones con un suéter de Kiss, igual de gastado y roído por algunas partes. Pasó una mano por su cabello, tomando unas botas de guerrilla y tirándose al suelo para poder ponérselas. En un dos por tres las tenía puestas y se puso de pie de nuevo, agarrando una chaqueta y yendo por algunas cosas. Como la cajetilla de cigarrillos y encendedor que tenía bien escondidos. Guardó ambas cosas en los bolsillos de su chaqueta y también un poco de dinero. Se acercó a la ventana de su habitación, abriéndola y sacando un pie, de repente recordando su móvil. Volvió a meter el pie hacia la habitación y corrió hacia el baño, agarrando el iPhone de la mesita, y guardándolo en la chaqueta. Salió de ahí, acercándose a la puerta de su habitación, cerrándola con seguro. No era la primera ni la última vez que se escapaba sólo porque sí o por probar de que ella podía hacer lo que deseaba, aunque estuviese castigada.

Volvió a la ventana de nuevo, sentándose en el borde de la misma, observando hacia abajo. Suspirando, debería conseguir mejores técnicas para escaparse, que brincar desde la ventana hasta los arbustos. La altura no era mucha, pero si se lanzaba de forma errónea, se podía lastimar. Cerró los ojos, ignorando sus pensamientos absurdos y sólo se dejó caer hacia los arbustos. La caída fue menos brusca de lo que esperaba, abrió los ojos y se removió entre las ramas, riendo bajo. Se puso de pie como pudo, sacándose las hojas de cabello y comenzando a correr por el jardín, hacia el pequeño portón que daba con la calle, abriéndolo y saliendo, sintiendo la brisa de la noche rozándole con suavidad el rostro.

– Libertad. – suspiró, con una pequeña sonrisa traviesa en sus labios. Comenzando a caminar con rapidez hacia donde había acordado con sus amistades. Olvidando todo lo que había pasado hace unas horas.
avatar
Eileen I. Mirbeau



Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 12/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: ▽ Casting de Eileen I. Mirbeau

Mensaje por Francois D. Mirbeau el Jue Dic 12, 2013 5:58 pm


Casting Aceptado

Felicidades! Ya puedes hacer ficha y registros luego.



✘ Francois D. Mirbeau ✘
avatar
Francois D. Mirbeau



Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 11/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.